Noticias
  • ¿Qué es el modelo EFQM en calidad?

    Modelo EFQM de calidad: criterios

    Hoy os vamos a hablar del modelo EFQM, un modelo de calidad que aunque no está reconocido dentro del ámbito de las normas ISO, es una herramienta eficaz para que las empresas aprendan a trabajar según términos de eficacia y calidad, algo que será fundamental para poder desarrollar un posterior proceso de certificación ISO.

    Podríamos definir este modelo EFQM como un proceso interno que ayuda a las empresas a conocerse a sí mismas, a detectar sus errores y sus carencias.

    En definitiva se sigue la máxima de que solo aquello que medimos y evaluamos, podremos mejorarlo. Lo que algunas empresas emplean como una antesala del proceso de implantación de normas de calidad ISO.

    Este modelo fue desarrollado por la Fundación Europea para la Gestión de la Calidad y no es ni mucho menos de obligado cumplimiento, sino que es un modelo voluntario que puede ayudar a las empresas a tener un mejor conocimiento objetivo de ellas mismas. De esta forma, se pueden analizar las fortalezas de nuestra Organización y detectar posibles oportunidades o amenazas que nos puedan afectar en el futuro.

    Podríamos argumentar que los objetivos del modelo EFQM son mejorar la eficiencia y la eficacia de nuestra empresa, y puede ser una herramienta muy útil como paso previo a la certificación ISO.

    EFQM establece una serie de criterios de excelencia empresarial que serán los que la empresa debe cumplir, y que se refieren a cualquier ámbito de la actividad de nuestro negocio.

    Por otro lado, el EFQM establece también una serie de reglas o criterios de evaluación para comprobar si realmente nuestra estructura empresarial se ajusta a los criterios de excelencia anteriormente expuestos.

    Los criterios de excelencia se centran en dos áreas principales de actuación, por un lado los que se refieren a Agentes y por otro, los que se refieren a Resultados.

    Los criterios de Agentes son cinco, y se centran en los aspectos más importantes o intrínsecos de la propia organización.

    1. Liderazgo
    2. Estrategia
    3. Recursos humanos
    4. Alianzas externas y recursos internas
    5. Procesos (productos y servicios de la empresa)

    Los criterios de Resultados, se refieren a los grupos de interés que cualquier empresa tiene y la consecuencia de nuestros procesos productivos sobre ellos:

    1. Clientes
    2. Empleados
    3. Sociedad
    4. Resultados clave (satisfacción de grupos de interés)

    Lo que se pretende en definitiva, es establecer una relación causa-efecto entre los procesos que desarrolla la empresa y su propia gestión, y los resultados que consigue teniendo en cuenta las consecuencias e implicaciones lógicas en los agentes a los que afectan sus decisiones.

    En la actualidad, unas 30.000 empresas utilizan este modelo que permite a las empresas saber si su gestión es eficiente, en función de unos determinados criterios de evaluación.

    Como decíamos al inicio de este artículo, es un proceso de introspección o autoconocimiento, que establecerá un nivel de excelencia basado en una serie de criterios y que otorgará las pautas para mejorar en aquello en lo que no hemos destacado. El proceso deberá repetirse al menos una vez al año, a lo sumo cada  dos años, dependiendo del sector empresarial en el que nos encontremos.

    Compartir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *