Noticias
  • ISO 17712 ¿Para qué sirve?

    Normas ISO para precintos de contenedores

    El transporte marítimo se ha convertido en una pieza fundamental dentro del transporte internacional de mercancías. Alrededor del 85% de las operaciones internacionales se realizan a través del mar, destacando especialmente el transporte a través de contenedores.

    Por eso es tan importante conocer una norma como la ISO 17712. En España son muchas las empresas que se han lanzado al comercio internacional. En concreto, debido a que nuestro país no destaca por una flota importante, se suelen realizan un mayor número de importaciones que de exportaciones.

    España, debido a las características de nuestro país, destaca en el comercio por vías terrestres, pero cada vez son más las empresas que se atreven a probar los procesos internacionales, sobre todo, cuando se quiere comerciar con empresas de países ajenos a la Unión Europea.

    Los contenedores están diseñados bajo unas medidas estándar de 20 pies o TEU (Twenty-footEquivalentUnit). Estas medidas estandarizadas han permitido que la comercialización de millones de productos se realice de una forma mucho más rápida y segura.

    Los contenedores que se cargan en los grandes buques portacontenedores son adaptables para otros tipos de transporte de los que depende el comercio marítimo, como pueden ser camiones o ferrocarriles.

    El hecho de que en todas las partes del mundo se empleen las mismas medidas estándar (TEU) facilita muchísimo la eficiencia de la cadena logística para los exportadores e importadores.

    Los agentes económicos deben precintar los contenedores para asegurar la perfecta entrega de la mercancía contenida en los TEUS.

    Especialmente, cuando un mismo agente emplea un único contenedor para su carga, ya que en ese caso se precinta el contenedor en origen y no se desprecinta hasta que llega a destino (salvo que las autoridades aduaneras decidan realizar una inspección, en cuyo caso sí tienen potestad para realizar operaciones de desprecintado).

    Cuando la mercancía de un mismo contenedor pertenece a varios distribuidores, sí se puede realizar un desprecinto en las diferentes instalaciones (terminales de contenedores o almacenes logísticos) por las que el contenedor pasa al hacer escalas. Ya que es posible que las mercancías se vayan añadiendo poco a poco durante la ruta comercial.

    En cualquier caso, estas operaciones de precintado tienen una gran importancia en el comercio internacional y nacional. De ahí que la Organización de normas ISO estableciese una norma específica a tal efecto.

    Puedes consultar más artículos y noticias sobre normas en nuestra sección: Normas ISO.

    La norma ISO 17712 es la encargada de verificar los procedimientos de unificación y clasificación de los precintos de seguridad que se colocan en loscontenedores de carga.

    Esta normativa define los tipos de precintos que se pueden usar para este fin, pero también fija los requisitos generales básicos y las pruebas que deben superar los sellos para que estén certificados bajo esta norma.

    Como normas básicas podemos señalar los siguientes puntos:

    • Los precintos deben ser únicos e identificables, de modo que se puedan saber con exactitud términos como: fabricante, dueño, origen y destino, código de seguimiento, etc.
    • Deben ser fácilmente revisables.
    • Los precintos tipo «botella» deben tener un diámetro de 18 milímetros como mínimo.
    • Los precintos deben ser de un solo uso, de modo que no se podrán reutilizar una vez quitados.
    • Deben cumplir unos criterios de seguridad y resistencia.

    La norma ISO 17712 a su vez contempla tres tipos principales de precintos:

    • Precinto indicativo: suelen ser de metal o plástico y su apertura requiere del mínimo esfuerzo.
    • Precintos seguros: vienen marcados con información numérica y su apertura es más complicada que la de los anteriores.
    • Precinto de alta seguridad: suelen estar compuestos por cables de acero por lo que se requieren herramientas especializadas para poder quitarlos. El marcado se realiza, normalmente, mediante tecnología láser.

    La norma establece las obligaciones y responsabilidades de los diferentes agentes que operan con contenedores y precintos. De modo que fija normas de obligado cumplimiento para los usuarios de los precintos y también para los propios fabricantes.

    En las operaciones internacionales las normas ISO suelen ser requisitos indispensables que los exportadores e importadores deben cumplir si quieren participar en este tipo de operaciones.

    En estos contextos, las normas ISO se posicionan como un elemento fundamental que permite establecer normativas comunes para todos los países. Por lo tanto, una norma como la ISO 17712 debe quedar integrada dentro del plan de calidad de nuestro negocio.

    En Quattro llevamos más de una década asesorando a todo tipo de empresas en lo que se refiere a la implantación de normas ISO y sistemas de calidad.

    Además, fruto de nuestra experiencia, hemos desarrollado el software de gestión Q-bo.org que permite realizar la implantación de una forma rápida y sencilla.

    Pídenos información sin compromiso escribiéndonos un email a info@q-bo.org o llamando al teléfono 968 23 20 36.

    Compartir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *