Noticias
  • Fases para implantar una norma ISO

    ¿Cómo implantar una norma ISO en mi empresa?

    Hemos hablado largo y tendido a través de este blog de las diferentes normas ISO que una empresa puede utilizar para desarrollar su sistema de gestión de calidad. Hoy, queremos detenernos en las fases para implantar una norma ISO.

    Y es que la planificación a la hora de implantar una norma ISO resulta de crucial importancia. Ese timing que dicen los americanos… Lo que está claro es que en nuestros artículos hemos intentando trasladar la idea de que implantar un sistema de calidad no es un proceso tedioso y costoso, o al menos no siempre, dependerá de las herramientas que utilicemos para la gestión de calidad.

    Desde Quattro, con el objetivo de solucionar los problemas y necesidades de las empresas hemos desarrollado un software de gestión de calidad para hacer la vida más fácil a las empresas al implantar normas ISO.

    Nuestra experiencia en el sector nos ha permitido saber qué es lo que necesitan realmente las empresas, así que hemos desarrollado un software de gestión de calidad capaz de solucionar las necesidades adaptándose de forma personalizada a cada tipo de negocio o sector, con independencia del tamaño.

    Q-bo.org es un software de calidad que permite a las empresas:

    • Ahorro de tiempo y costes en implantación y mantenimiento del sistema
    • Reducción de plazos para la obtención de la certificación
    • Análisis y control de los procesos del sistema
    • Realización sencilla de registros de calidad
    • Implantación rápida y fácil del ciclo de mejora continua
    • Simplificación documental
    • Planificación de tareas periódicas y comunicación mediante correo electrónico
    • Gestión de riesgos de la organización

    En definitiva, Q-bo.org acorta los plazos de la implementación de la calidad y permite que el proceso se desarrolle de forma más sencilla y eficaz. Pero, volviendo al tema qué nos ocupa: ¿Cuáles son las fases para implantar una norma ISO?

    Por presentarlo de forma esquemática y fácilmente entendible, podríamos definir 5 fases en todo el proceso:

    • Fase 1: recogida de información

    Sin duda, parte de la información más valiosa que tiene una empresa reside en sus propios trabajadores. Deberemos recopilar datos relativos al día a día de su actividad, analizando de forma pormenorizada cada departamento y la forma en que desempeñan sus tareas.

    Será en este momento en el cual podremos detectar irregularidades, malas prácticas, trabajos reiterativos o tareas innecesarias. Además, los trabajadores —al ser la primera línea de trabajo— son los que tienen una visión más realista de cómo funciona la empresa y qué se podría realizar para mejorar determinadas actividades o procesos.

    • Fase 2: documentación

    Toda esa información recopilada, debe analizarse en profundidad, de forma que participe todos los estamentos de la empresa con poder de decisión: mandos intermedios y alta dirección.

    Se debe documentar y se pueden emplear diversas herramientas como entrevistas, reuniones a distintos niveles, encuestas, etc. A partir de aquí la información quedará perfectamente catalogada y se podrán redactar informes valiosos para el futuro.

    • Fase 3: Implantación de la norma ISO

    Obviamente, el proceso de implantación dependerá en gran medida del tipo de empresa, del sector, del tamaño y de cómo de bien se estuviera desarrollando el proceso productivo antes de realizar la implantación de un plan de calidad.

    Como decíamos, en esta fase del proceso es fundamental contar con un software de gestión que nos ayude a la hora de realizar la implantación.

    Contar con un software como Q-bo.org puede hacer que se reduzcan enormemente los tiempos de implantación, que se realice el proceso de forma muy poco traumática y con la máxima eficiencia.

    • Fase 4: Auditoria interna

    Solapada con la anterior fase y antes de realizar la implantación, una empresa certificadora —que será la que nos conceda finalmente la norma ISO— deberá analizar la situación en la que se encuentra la empresa. Una vez analizada, se establecerá una fase de adaptación y toma de soluciones para que la empresa se adapte a las exigencias impuestas.

    • Fase 5: Certificación

    Desde nuestra asesoría ofrecemos un servicio de llave en mano: un servicio que ofrecemos para facilitar la puesta en marcha de nuestro software de control de calidad Q-bo. Este servicio se realiza según un sistema de gestión de calidad certificado por Bureau Veritas.

    En definitiva, el proceso puede ser más largo o tedioso o más flexible, rápido y eficaz dependiendo de la motivación de todos los estamentos de la empresa y de las herramientas que utilicemos para conseguirlo.

    Desde Quattro recomendamos siempre el empleo de un software de gestión de calidad por estas razones:

    • Porque el software de control de calidad Q-bo emplea una metodología innovadora para el análisis de la información y el control de los procesos.
    • Porque las experiencias de nuestros clientes en la facilidad de la gestión, garantiza la reducción de los tiempos de implantación y mantenimiento y la optimización de la eficiencia de la mejora continua.
    • Porque las Auditorías Internas y de Certificación serán mucho más fáciles de superar y con menos esfuerzo por parte de la Organización gracias a nuestro software de sistema de gestión de calidad.

    Si quieres más información, ponte en contacto con nosotros sin compromiso en el teléfono 968 23 20 36 o en el correo info@q-bo.org

    Compartir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *