Noticias
  • El círculo OODA de toma de decisiones

    ¿Qué es el bucle OODA de Boyd?

    En el mundo empresarial existen multitud de métodos y sistemas para la toma de decisiones o la gestión empresarial, los cuales, originalmente provienen de otros ámbitos. Este es el caso del círculo OODA de toma de decisiones que proviene, como ha sucedido en más ocasiones, del campo bélico.

    John Boyd era un piloto militar norteamericano que destacó en el campo de la estrategia militar, hasta el punto de que gran parte de su carrera bélica la dedicó a impartir formación a los nuevos reclutas y a orientarlos en tácticas complejas de combate.

    Su estrategia militar estaba basada en un concienzudo análisis previo de la situación y el terreno en el que más tarde se desarrollaría la contienda.

    Pensaba, que conociendo con anterioridad todos los datos y posibles escenarios, la toma de decisiones posteriores serían más fáciles y rápidas de tomar, es decir, se obtendría una importante ventaja respecto al enemigo. ¿Os suena de algo?

    El mundo empresarial siempre se ha comparado con la guerra, de hecho, el manual bélico credo por Sun Tzu, El arte de la guerra, ha sido estudiado por numerosos empresarios y directivos, los cuales veían semejanza entre la destrucción del enemigo y la de un competidor.

    Dejando de lado el terreno bélico, lo cierto es que el sistema de Boyd se basaba en un círculo virtuoso de cuatro etapas que luego derivó en un modelo empresarial con muchas aplicaciones: el famoso círculo OODA de toma de decisiones.

    Las siglas provienen de las cuatro etapas de las que consta el modelo: observación, orientación, decisión y acción.

    El sistema se asemeja a otros modelos de los que ya os hemos hablado desde este blog, como por ejemplo, el análisis DAFO o el ciclo Deming de mejora continua, sobre el que ya analizamos en un artículo anterior el cual podéis leer haciendo clic en el enlace.

    La principal característica diferenciadora del OODA respecto a otros métodos como el Deming radica en el proceso de toma de información previo, ese análisis exhaustivo del campo de batalla del que hablábamos antes.

    Con lo cual, el éxito del método OODA siempre se debe poner en contexto, esto es, su capacidad de éxito depende de tomar la mejor decisión posible teniendo en cuenta un momento concreto y la información a la que hemos podido acceder en ese instante.

    Todas las fases deben partir de un análisis previo, pero no es un modelo estático o lineal, sino que debe entenderse como un flujo circular que continuamente se retroalimenta del resto de fases, para así, ir delimitándolo y actualizándolo.

    Observación

    La observación implica una recogida profunda de información con el fin de tener todo lo necesario para tomar las mejores decisiones.

    En este proceso se habrá de tener en cuenta la propia estructura interna de la organización, pero también el contexto que rodea a nuestra actividad. Los stakeholders o grupos de interés son una parte fundamental a tener en cuenta en este proceso de búsqueda.

    Orientación

    Una vez recogidos todos los datos se requiere realizar un análisis e interpretación de ellos, en esta fase es habitual emplear modelos de procesamiento de datos o técnicas econométricas.

    Decisión

    Normalmente, la alta dirección es la depositaria de la responsabilidad de la toma decisiones de la gestión, las cuales se deben tomar en función de la información recopilada y la interpretación de la misma.

    Acción

    Es la fase de mayor concreción y la más visible del proceso. Además, será la que ponga en marcha el proceso de retroalimentación. Una vez que se decida una acción concreta, se deberá analizar de nuevo si esa decisión ha sido la correcta y ha conseguido los objetivos marcados previamente. En cualquier caso, habrá que volver a revisar todo el proceso para tomar medidas correctivas y de ajuste.

    Sistema de gestión de calidad

    Este tipo de metodologías están basadas en un principio claro: la mejora continua y la gestión de un plan de calidad, como única vía para garantizar la supervivencia de la empresa en un entorno cada vez más complejo y cambiante.

    Para la gestión de un sistema de calidad, resulta necesario disponer de herramientas que permitan que la gestión se realice de la forma más eficiente. Por eso, teniendo en cuenta las necesidades reales de las empresas, hemos desarrollado el software de gestión de calidad Q-bo.org.

    Puedes pedirnos más información sobre todo lo que Q-bo.org puede hacer por tu empresa escribiéndonos un email en info@q-bo.org o en el teléfono 968 23 20 36.

    Compartir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *