Noticias
  • ¿Cómo actualizar a la norma ISO 9001:2015?

    Cambios ISO 9001:2015

    ¿Sabes ya cómo actualizar a la norma ISO 9001:2015? Te explicamos las principales novedades y herramientas para su eficaz implantación.

    La semana pasada compartimos con vosotros, las principales novedades de la nueva norma ISO 9001:2015, puedes leerlas haciendo clic sobre el enlace.

    En nuestro artículo de hoy vamos a mostrar los pasos que hay que seguir y la hoja de ruta de cómo actualizar a la norma ISO 9001:2015.

    Lógicamente el proceso de actualización debe ser coherente y responder al sentido común. Así que la primera fase debe ser una exhaustiva recogida de datos para establecer en qué punto nos encontramos y qué necesidades reales tiene nuestra empresa a todos los niveles. Consulta la definición de la norma ISO según la AEC (Asociación Española de Calidad).

    Como siempre hemos argumentado desde nuestro blog, el personal es un elemento fundamental en la actualización a la norma ISO 9001:2015. Por lo tanto, la recogida de información tendrá que partir de ellos, a través de cuestionarios y entrevistas personales, deberemos saber cuáles son sus necesidades, de qué forma se ha estado realizando el trabajo, detectar posibles duplicidades e ineficiencias y formular nuevos procesos.

    Aspectos fundamentales nueva norma ISO 9001:2015

    Recordad que uno de los aspectos importantes de la nueva norma ISO 9001:2015 es precisamente la de otorgar mucha importancia al empleado, a sus conocimientos, experiencia y formación. Por lo tanto ante posibles irregularidades o ineficiencias habrá que establecer vías para buscar soluciones, siendo la formación continua una de las más importantes.

    Este análisis del desempeño deberá ser debidamente formalizado y documentado para facilitar la posterior aplicación de la norma.

    Además de conocer perfectamente la forma en que nuestros empleados trabajan, también habremos de documentar debidamente nuestros propios procesos productivos. Analizar en profundidad cuáles son nuestros procesos internos es fundamental para descubrir posibles errores o ineficiencias y buscar soluciones a través de los parámetros que fija la norma ISO 9001:2015.

    En este aspecto entra en juego el nuevo término de “alcance”. Que según la nueva norma ISO 9001:2015 es un término que hace referencia a las partes físicas que influyen en nuestro sistema de gestión de la calidad.

    Por lo tanto tendremos que considerar las instalaciones que deben incluirse (instalaciones eléctricas, anti incendios etc.) las cadenas de montaje, los elementos físicos de nuestro proceso de fabricación, vehículos, logística, etc.

    Una vez que conocemos de primera mano los elementos físicos que serán considerados por la norma ISO 9001:2015, su aplicación será mucho más sencilla.

    Así que, desde el momento en que ya hemos analizado el trabajo y las necesidades de nuestros empleados, que conocemos nuestros procesos productivos y que hemos establecido qué partes físicas de la empresa van a estar reguladas por la actualización de la norma ISO 9001, es de vital importancia redactar documentos que reflejen esa realidad empresarial, para que el proceso de certificación sea más sencillo y riguroso.

    Por supuesto, este sistema documentado deberá responder a las nuevas exigencias de la norma, ya que trabajar a través de la gestión de calidad, implica evitar duplicidades, documentación innecesaria, etc.

    Software de gestión de calidad

    Una vez que hemos implantado los requisitos de la norma ISO, podremos pasar por un proceso de certificación por una entidad acreditada que, mediante una auditoría, certificará nuestro sistema de gestión de calidad.

    Desde luego el trabajo que hay detrás de la actualización a la ISO 9001:2015 es importante. Se debe realizar de forma rigurosa y teniendo en cuenta las necesidades de nuestros empleados. Como se ve, se requiere de una eficiente gestión documental para analizar todo nuestro proceso productivo de forma interna, poder establecer posibles desviaciones y comunicarlo a las personas interesadas.

    En este contexto, un software de gestión de calidad se impone como una solución idónea para que este proceso se realice de forma mucho más sencilla, cómoda y sobre todo eficiente. Reduciendo no solamente los tiempos de la actualización a la norma ISO 9001:2015 sino también su coste económico.

    En Quattro llevamos más de diez años diseñando soluciones personalizadas a las empresas que lo requieren. Fruto de nuestra experiencia es Q-bo.org, un software de gestión de calidad que te ayudará a la implantación de las normas ISO.

    Pide información sin compromiso a través de nuestro formulario de contacto y estudiaremos la situación particular de tu empresa: +información q-bo.org

    Compartir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *