Noticias
  • ¿Qué es la ISO 26000 de responsabilidad social?

    Importancia de la responsabilidad social en las empresas

    En la actual coyuntura que vivimos, parece claro que se necesita de una norma ISO que garantice lo que se conoce como responsabilidad social. La ISO 26000 es la norma que tratará de cumplir estos objetivos.

    La RSC o responsabilidad social corporativa es un término que está ganando especial importancia en la actualidad. Cada día la sociedad en general está más preocupada por cuestiones que rodean a nuestro entorno, a nuestro mundo. Por ejemplo, la calidad de nuestros políticos, la preocupación por el deterioro del medio ambiente, el comercio justo, acabar con la pobreza y la explotación.

    Este tipo de preocupaciones, son un factor fundamental en el posicionamiento psicológico que las empresas y las marcas tienen en los consumidores.

    Muchos consumidores ya no se mueven por el precio o el tipo de producto sino más bien por el tipo de marca que comercializa los productos que consumen. A esto se le conoce como engagement en el mundo del marketing. Es decir, el grado de compromiso y fidelidad que tenemos hacia una marca.

    El engagement está a niveles bastante preocupantes hoy en día, al igual que la imagen que los ciudadanos tienen respecto a los políticos que los representan. El porcentaje de gente descontenta con las marcas crece cada día, y algunos estudios arrojan cifras alarmantes sobre la indiferencia que los consumidores muestran ante la desaparición de una marca.

    Así que es lógico el surgimiento de una norma de estandarización como la ISO 26000.

    La ISO 26000 regula la responsabilidad social de las empresas, es decir, la habilidad y el esfuerzo de las empresas por actuar de una forma responsable y transparente con la sociedad en general, ya no tanto en temas relacionados directamente con su actividad económica.

    Esta norma, no solo se implanta en grandes corporaciones, sino que tiene una especial relevancia en Pymes de todo el mundo, ya que estas empresas más pequeñas son con las que realmente nos identificamos al tenerlas más cerca de nuestro entorno.

    Además, la norma ISO 26000 es aplicable tanto a empresas privadas como a organismos públicos.

    Principios fundamentales ISO 26000

    La ISO de responsabilidad social se basa en una serie de principios fundamentales, que explican y enmarcan su razón de ser:

    • Transparencia de las organizaciones
    • Cuentas públicas y claras
    • Ética de las empresas a la hora de operar en los mercados
    • Respeto por los derechos de las personas y trabajadores
    • Cumplimiento de las normativas nacionales e internacionales

    El principio de transparencia, es en cierto modo el que sirve de resumen del resto. Su importancia es vital, ya que una empresa transparente que muestra y comparte la información con el resto de agentes del mercado, será garantía de una empresa que cumple con todos los principios legales y morales.

    De hecho, una empresa transparente, que no esconde nada, cuenta con una mayor reputación por parte del consumidor, por lo que el beneficio económico es susceptible de aumentar ya que es una ventaja competitiva fundamental y muy poderosa.

    La interrelación de la empresa con su entorno más cercano y la comunidad a la que pertenece es algo muy importante, algo que sin lugar a dudas todas las empresas deberían cuidar.

    De este modo, la vocación social de la ISO 26000 se podría resumir en estos aspectos fundamentales:

    • Respeto por los derechos humanos
    • Respeto por el medio ambiente
    • No a la explotación laboral
    • Respeto por los consumidores
    • Apoyo a la comunidad

    Para ello la norma ISO de responsabilidad social desarrolla estos epígrafes de actuación en la empresa:

    • Establecer los términos y definiciones con los que se va a trabajar, como el de responsabilidad social corporativa
    • Características de la responsabilidad social
    • Principios a seguir
    • Asuntos susceptibles de control y ámbito de actuación
    • Implantación de prácticas responsables socialmente en todos los estamentos de la organización, sea pública o privada
    • Compromiso absoluto con las partes interesadas

    Para concluir nuestro recorrido de la ISO 26000 tenemos que destacar que no es una norma ISO que establezca requisitos legales de obligado cumplimiento, más bien deberíamos decir que es una norma ISO que funciona bajo el principio de recomendaciones voluntarias.

    Si quieres saber más sobre esta norma, o por supuesto, si necesitas asesoramiento en la implantación de cualquier norma ISO o en implantar un sistema de gestión de calidad, puedes contar con nuestro asesoramiento y con nuestro software Q-bo.org que te permitirá adoptar los sistemas de calidad de una forma más sencilla y eficiente.

    Pide información sin compromiso en info@q-bo.org o en el teléfono 938 23 20 36.

    Compartir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *