Noticias
  • Normas de Calidad y Normas de Agilidad

    Normas de Agilidad o AGILE

    A menudo se piensa que la implantación de un sistema de calidad basado en normas ISO implica una falta de agilidad por parte de las empresas. Esto es porque las normas ISO se suelen ver como un elemento distorsionador en las labores del día a día. Nada más lejos de la realidad. En este artículo queremos poner en valor a las normas de calidad y normas de agilidad.

    Las normas ISO y normas de calidad establecen unos estándares que ayudarán a las empresas a reducir tiempos, eliminar tareas repetitivas, duplicadas o innecesarias; por lo tanto, a mejorar los procesos productivos, convirtiéndolos en más ágiles y eficientes. En definitiva, mejorarán el funcionamiento de la empresa y se reducirán costes de forma drástica en términos de tiempo y dinero.

    Todos los empleados de la Organización, comenzando por la dirección estratégica, deberán asumir y confiar en la implantación del plan de calidad. Todos deben interiorizar el hecho de que las normas de calidad ayudan a la empresa a alcanzar la eficiencia y eficacia.

    Por supuesto, esto no se consigue de la noche a la mañana. Para llegar a la excelencia a través de un sistema de gestión de calidad se deberá trabajar previamente y se deberá volver a aprender ciertos mecanismos y procesos que, pese a estar muy interiorizados por cada uno de los departamentos, no significa que fueran los idóneos o los más eficaces.

    Una vez superada esa fase previa de aprendizaje y modificaciones, el trabajo se realizará de forma más rápida y sencilla.

    Por eso, se puede afirmar que las Normas de Calidad y las Normas de Agilidad son totalmente compatibles unas con otras.

    Normas de Agilidad

    Las Normas de Agilidad vienen determinadas a través del conocido como Manifiesto Ágil, el cual ya os detallamos en un artículo anterior de nuestro blog: ¿Qué es el Manifiesto Ágil?

    El Manifiesto Ágil debe su nombre a una sociedad sin ánimo de lucro —la Agile Alliance— la cual trata de impulsar recomendaciones (válidas para cualquier tipo de empresa) que mejoren sus procesos de mejora continua y planes de calidad.

    Las Normas de Agilidad se podrían resumir en cuatro elementos fundamentales:

    1. Prevalencia de los individuos por encima de los procesos
    2. Importancia del software por encima de los documentos físicos
    3. Poner en valor la colaboración estrecha con el cliente y sus necesidades por encima de una mera contratación
    4. Imponer la respuesta rápida ante los cambios antes que la consecución limitada de un plan estricto

    Así pues, resulta evidente que la vocación de las Normas de Calidad y las Normas de Agilidad es idéntica. Más aún cuando las nuevas normas ISO —especialmente las nuevas normas de Alto Nivel— abogan por la flexibilidad: solo las empresas que sean flexibles y busquen la mejora continua de sus procesos estarán preparadas para operar en este entorno actual, cada vez más complejo y cambiante.

    Software de gestión de calidad

    A la hora de alcanzar la flexibilidad y la eficiencia, resulta fundamental trabajar con un software de gestión de calidad que garantice que todo el proceso se desarrolle de la forma más rápida, sencilla y flexible posible.

    Nosotros hemos desarrollado el software de gestión Q-bo.org el cual es completamente personalizable en función de las necesidades de las empresas, con módulos intercambiables que garantizan la configuración de medidores, comunicación interna, detección de no conformidades, almacenamiento de documentación, etc.

    Si quieres saber más sobre nuestro software de gestión de calidad y todo lo que puede ofrecer a tu empresa, ponte en contacto con nosotros sin compromiso en info@q-bo.org o en el teléfono 968 23 20 36

    Compartir

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *