Noticias
  • Las no conformidades en la ISO 9001

    No conformidades y acciones correctivas

    En cualquier proceso de implantación de un sistema de gestión de calidad o normas ISO resulta frecuente que surjan las conocidas como no conformidades.

    Es de vital importancia que la empresa sepa detectar a tiempo estas no conformidades para poder aplicar cuanto antes las acciones correctivas.

    La empresa, una vez que se encuentre ante una no conformidad –ya sea debida por la implantación de las normas ISO o por la generación de una queja/reclamación– deberá:

    • Analizarla y estudiar cuales pueden ser las posibles consecuencias. Para ello habrá de establecer un análisis en profundidad de los posibles escenarios. Desde el más ventajoso para la organización, hasta el peor de todos ellos.
    • Una vez previstos los diferentes escenarios, habrá que delimitar cuáles han sido las causas motivadoras de esta no conformidad.
    • Antes de actuar habrá que realizar una evaluación para dictaminar si han surgido ya o pueden surgir problemas similares.
    • Una vez que el equipo encargado de la implantación del plan de calidad posee toda la información, habrá de tomar decisiones importantes para frenar las consecuencias de dichas no conformidades y establecer un plan de actuación perfectamente delimitado y dividido en acciones concretas y fases de aplicación.
    • Cuando ya hemos aplicado el plan de contingencia deberemos evaluar que se va cumpliendo en todas y cada una de sus etapas, comprobando que no encontramos posibles desviaciones.

    Solo en los casos más flagrantes, se deberá evaluar si la aplicación de todo nuestro sistema de gestión de calidad es la correcta. En principio no deberíamos cambiar el sistema por detectar una o varias no conformidades, pero sí será una decisión a considerar si el número de incidencias es elevado.

    Esta decisión deberá ser tomada por el equipo encargado de implantar el sistema de gestión, que en principio, deberá estar formado por miembros de todos los estamentos, incluyendo la alta dirección y miembros destacados de la organización con alta capacidad para el liderazgo y la motivación para el resto de empleados.

    Las acciones correctivas que emprendamos deben ser proporcionales al efecto de esa no conformidad. Es decir una acción correctiva eficaz debe incidir y eliminar la causa que motivara la no conformidad.

    Además, es importante la documentación de todo el proceso: desde la detección de la no conformidad hasta la aplicación de las medidas correctivas. De este modo, estaremos asegurando que no se vuelvan a repetir, por lo que no incurriremos en los mismos fallos en el futuro.

    Un software de gestión de calidad como Q-bo.org es la herramienta perfecta para poder realizar esta labor de documentación e información a las partes interesadas. Así como de asegurar quedar actualizados respecto a las nuevas normativas y actualizaciones de las normas ISO que vayamos a implantar. Tienes toda la información en este enlace:Q-bo.org

    Las no conformidades, al fin y al cabo, surgen cuando se incumplen requisitos pertenecientes a diferentes ámbitos:

    • Requisitos legales
    • Requisitos intrínsecos a la propia norma ISO
    • Requisitos relacionados con el sistema de gestión implantado
    • Requisitos de los clientes

    Puedes leer en este artículo anterior las 7 no conformidades más comunes en la ISO 9001.

    Compartir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *