Noticias
  • 7 no conformidades más comunes en ISO 9001

    Las 7 no conformidades más habituales al implantar normas ISO

    En el proceso de implantar una norma ISO surgen las temidas no conformidades, que no son más que errores o defectos que conlleva cualquier proceso de implantación.

    En un artículo anterior, os comentamos como solucionar las no conformidades. Puedes leerlo haciendo clic en el enlace: Cómo solucionar las no conformidades.

    Pero antes que nada, queremos transmitir total tranquilidad. Una no conformidad es simplemente un obstáculo que deberemos salvar a la hora de mejorar la calidad de nuestra empresa, pero que en ningún caso nos debe desanimar o hacernos renunciar al proceso de implantación de un sistema de calidad; todo lo contrario las no conformidades son una herramienta de mejora continua que bien utilizada nos llevará a la mejora continua.

    Por ello, lo importante es detectarlas a tiempo y sobre todo conocer de antemano a qué nos estamos enfrentado. Una vez que leas este artículo, te será más sencillo conocer las no conformidades más habituales, para así estar atento durante el proceso de implantación de la norma ISO 9001.

    Además, si cuentas con un software de gestión que permita que el proceso de implantación sea mucho más rápido y sencillo, comprobarás que la creación de un sistema de gestión es algo básico que cualquier empresa debería tener para poder mejorar sus resultados y ciclo productivo.

    Desde Quattro, recomendamos el software de gestión Q-bo.org adaptado a cualquier tipo de empresa con independencia de cuáles sean sus necesidades o su sector de actividad. Puedes saber más sobre Q-bo.org pinchando sobre el enlace o llamando al 968 23 20 36

    7 no conformidades más habituales

    Como os comentábamos al inicio de este artículo, es importante saber a qué problemas nos podemos enfrentar antes de iniciar una implantación de un  sistema de calidad en nuestra empresa.

    Estas son algunas de las no conformidades más habituales al implantar la norma de calidad ISO 9001:2015 así como posibles errores o desviaciones que te puedes encontrar:

    1. Problemas documentales: En ocasiones no llevar un control riguroso de documentación, puede provocar fallos a la hora de implementar un sistema de calidad. La falta de comunicación y coordinación entre departamentos se deriva de fallos en la documentación de la empresa.
    2. No controlar y no documentar las no conformidades: Si no controlamos y notificamos los errores que van surgiendo al analizar nuestro proceso productivo y nuestra forma de trabajar, derivará en que esos errores se vuelvan a repetir, ya que determinadas personas responsables de solucionarlos no tendrán la información necesaria o los desconocerán por completo.
    3. Falta de formación: En ocasiones la falta de una buena capacitación por parte de nuestros trabajadores puede generar no conformidades. Para ello es necesario conocer muy bien las exigencias de las tareas y formar a nuestros trabajadores para que puedan desempeñarlas según los criterios que establece la norma.
    4. Control continuo: En un sistema de calidad deberemos realizar y pautar una serie de controles continuos que verifiquen el correcto funcionamiento de nuestro sistema de trabajo y producción, no solo al final del proceso (cuando entregamos el producto o servicio al cliente) sino también durante todas las fases que lo componen.
    5. Escasa participación de los trabajadores: La correcta implantación de un sistema de calidad requiere la participación de todos los integrantes de la empresa, desde los trabajadores de más bajo nivel, hasta la alta dirección. Todos ellos deberán de ser informados y trabajar de forma conjunta con vistas a un objetivo claro y común como es la calidad.
    6. Instrucciones escasas o poco claras: En relación al punto anterior, las instrucciones que demos a todos los estamentos de nuestra organización deben ser claras y sobre todo, deben ser notificadas a todas las partes que consideremos que participan de una u otra forma en el proceso de implantación de la norma.
    7. Inspecciones continuas y verificaciones: El proceso de calidad que implantemos, repercutirá directamente sobre nuestros clientes y también en otros miembros dependientes de nuestro éxito como pueden ser nuestros proveedores, mayoristas, etc. Así pues, deberemos verificar todos los pasos internos de nuestro proceso de producción pero también las necesidades propias de otros miembros que participan en el proceso, teniendo en cuenta su bienestar, ya que al fin y al cabo, eso influirá en nuestro beneficio final.

    Un software de gestión de calidad como Q-bo.org  nos ayudará a gestionar las no conformidades detectadas, su identificación, el análisis de las causas; su clasificación, seguimiento y comunicación a los implicados. Así como la posibilidad de generar gráficos e indicadores que nos permitirán tomar decisiones para evitar que volvamos a incurrir los mismos errores, e ir mejorando día a día nuestro sistema de gestión.

    Compartir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *