Noticias
  • El método de las 5s en calidad

    ¿Qué son las 5 eses en el sector de la calidad?

    La gestión de la calidad en la empresa es un tema que hemos abordado en varias ocasiones en este blog. Hoy queremos tratarlo de una forma distendida. Para eso, vamos a hablar del método de las 5s.

    Como suele ser habitual en estos casos, el origen de este sistema de gestión lo encontramos en Japón. Allí, la búsqueda de la eficiencia en el trabajo se convierte casi en una obsesión.

    La historia de la economía nipona es la historia de la búsqueda de la mejora en el trabajo, de la mejora en los procesos productivos y organizativos de las empresas.

    La cultura del trabajo se halla grabada a fuego en los japoneses, y realmente, muestran una gran devoción y respeto con todo lo que tenga que ver con sus empleos.

    Hace pocas semanas os hablamos en este mismo blog de la idoneidad de aplicar la práctica de los círculos de calidad en las empresas y grupos de trabajo. Esta técnica, como habrás imaginado, también surge del país del sol naciente. Puedes leer más sobre esta técnica en este artículo: Los círculos de calidad en la empresa.

    Pues bien, el método de las 5s es una corriente que también surgió en Japón, y como suele habitual, desde la fábrica de Toyota. Esta multinacional siempre ha estado muy preocupada por investigar y buscar nuevas formas para mejorar su proceso productivo y organizativo.

    Las 5s surge a raíz de un estudio que se realizó allá por los años sesenta, y debe su nombre a las siglas de 5 palabras japonesas sobre las que se basa este procedimiento para conseguir la calidad y la gestión eficiente.

    Las 5 palabras son:

    • Seiri: Que se podría traducir como clasificar.
    • Seiton: Que se traduce en nuestro idioma como ordenar.
    • Seiso: Que traducimos como limpiar.
    • Seiketsu: Se corresponde con el término estandarización
    • Shitsuke: Se refiere a la disciplina en el trabajo.

    Así, las cuatro primeras eses del sistema, se corresponden a fases del proceso productivo. En cambio, la quinta ese, podríamos decir que es la más importante de todas, o mejor dicho, la que engloba a todas las demás.

    En nuestros artículos, hemos aprendido que en cualquier sistema de gestión de calidad, se deben cumplir una serie de pautas que están relacionadas con las directrices que marcan las normas ISO.

    Por ejemplo:

    • se debe implicar a todos los departamentos de las empresas
    • la iniciativa debería surgir de la alta dirección
    • debemos ser capaces de integrar todas las normas ISO
    • se debe establecer una correcta gestión documental y delimitación del flujo de información
    • se deben establecer objetivos para después evaluar las desviaciones y valorar nuevas estrategias.

    Si te fijas, la técnica de las 5 eses está en clara consonancia con lo anterior. Básicamente podríamos decir que primero debemos clasificar toda la información que tenemos sobre nuestra empresa. Desechando aquella que no sea necesaria. Esto, en una planta de producción, se aplica también a que debemos ser capaces de eliminar todo aquello que no sea necesario (materiales, residuos, envases, almacenaje).

    Una vez que nos quedamos con lo realmente necesario, deberemos colocarlo de la forma más eficiente, para evitar duplicidades, pérdidas de tiempo o recorrer distancias innecesarias. Lo que se traduce en pérdidas monetarias.

    La limpieza de la tercera ese tiene un significado literal. Debemos ser capaces una vez que tenemos todos los materiales necesarios y bien ordenados, mantenerlos limpios. Es decir, debemos mantener ese orden con el paso del tiempo.

    Si todo está bien ordenado, podremos realizar estandarizaciones de nuestro almacén o de nuestro proceso productivo, para así, como decíamos antes, detectar posibles desviaciones.

    Toda esta filosofía de trabajo requiere de la última ese, la que tiene que ver con la disciplina. Es decir, para garantizar el éxito y la calidad debemos tener estos principios como hábitos y rutinas. De este modo, no nos estaremos desviando de nuestro objetivo principal.

    A grandes rasgos esto es lo que viene a decir la teoría de las 5s en el mundo de la calidad. Esta filosofía japonesa, se puede aplicar a diversos ámbitos y no se debe considerar de forma muy literal, sino que es una técnica que se puede aplicar a diversas tareas y aspectos de nuestra vida cotidiana.

    La sencillez con que se enuncia puede servir para profundizar mucho más y diseñar un sistema de calidad para nuestra empresa muy bien estructurado y planificado.

    Si estás implantando un sistema de calidad en tu empresa, nuestro software Q-bo.org puede ayudarte a conseguir que el proceso sea mucho más sencillo y rápido. Conoce todas sus ventajas con este vídeo explicativo o contactando con nosotros en info@q-bo.org o en el 968 23 20 36.

    Compartir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *