Noticias
  • ¿Cómo implantar la ISO 31000?

    Todo lo que necesitas saber de la ISO 31000

    Gestión y prevención del riesgo. Un concepto de vital importancia hoy en día, que podríamos decir que es incluso un concepto “viral” por usar el lenguaje de las nuevas tecnologías. Por eso la ISO 31000 es tan importante, y le dedicamos un artículo en nuestro blog.

    En la actual coyuntura económica, tenemos un entorno cambiante debido a las constantes fluctuaciones de los mercados, que vienen dadas por la alta competencia y la interconexión de los países en una economía global e informatizada. Esto provoca que los índices de riesgo sean más altos y complejos.

    Lo primero que debemos desterrar es la idea de que el riesgo solo existe para un tipo de empresas concreto, como podrían ser las grandes empresas o las multinacionales que operan en diversos mercados al mismo tiempo.

    Cualquier tipo de empresa es susceptible a que su actividad se vea alterada a causa de agentes de riesgo. Por eso es tan importante una norma como la ISO 31000, que es un estándar internacional que precisamente establece directrices para gestionar el riesgo de las organizaciones.

    Además como curiosidad, también podríamos decir que es importante ya que la actual ISO 9001:2015 fue actualizada partiendo de algunas premisas de esta norma ISO 31000.

    No te pierdas este artículo anterior relacionado con lo que estamos hablando: ISO 9001:2015 y la gestión de riesgo.

    El riesgo por lo tanto es algo inherente a cualquier tipo de organización, ya sea pública o privada. Por ello es importante que las empresas comiencen a desarrollar su actividad teniendo en cuenta esta variable.

    Para poder trabajar en términos de riesgo, es importante que realicemos un análisis previo de cuál es nuestra situación como empresa y en que entorno concreto nos hayamos ubicados.

    Una vez que hemos estudiado el entorno, es importante que identifiquemos todos y cada uno de los factores de riesgo que nos pueden afectar en mayor o menor medida. Algunos de ellos vendrán dados de fuera; de cosas que no podemos controlar a priori como pueden ser las fluctuaciones de la bolsa, o cambios medioambientales.

    Otros en cambio, vendrán dados por aspectos intrínsecos a nuestra propia  naturaleza, como pueden ser: el tipo de trabajadores, nuestro tamaño, nuestro proceso de producción, etc.

    Por lo tanto, la norma ISO 31000 tiene una clara vocación de análisis crítico de nuestro propio negocio, como siempre, determinado a partir del buen hacer de la alta dirección, que es la responsable de iniciar el proyecto y transmitir el espíritu de la norma al resto de trabajadores y estamentos de la organización.

    Todo este proceso, puede causar cierta desazón a las empresas y trabajadores. Afrontar una auditoría o la implantación de este tipo de estándares es algo que no es sencillo. Por eso en Quattro hemos desarrollado un software como Q-bo.org capaz de ayudar a las empresas a implantar sistemas de calidad basados en normas ISO de una forma fácil y rápida.

    Los más de diez años de experiencia que tenemos en Quattro, nos han ayudado a conocer la idiosincrasia de todo tipo de empresas y a identificar cuáles son los principales problemas a los que se enfrentan en el proceso de implantación.

    Por eso Q-bo.org es un software de calidad que se adapta a las necesidades reales de cada tipo de empresas y que está diseñado para ahorrar tiempo y dinero a las organizaciones.

    Respecto a la ISO 31000 debemos tener en cuenta que su importancia radica en los beneficios que puede ofrecer a las organizaciones que deciden implantarla. Por ejemplo:

    • La empresa ofrece una mejor imagen de cara al exterior, por lo que la confianza de los clientes y proveedores aumentará traduciéndose en mayores ingresos.
    • Comenzaremos a ser más conscientes de los riesgos a los que se puede enfrentar la empresa, por lo que tendremos una mayor capacidad de reacción a la hora de establecer soluciones en caso de necesidad.
    • Es un paso indispensable para acceder a determinados mercados internacionales que exigen el cumplimiento de determinados requisitos.
    • Es una protección fundamental para la viabilidad de nuestro negocio.
    • Mejora la toma de decisiones
    • Aumenta la consciencia de la alta dirección respecto a su propio negocio y sector.
    • Facilidad a la hora de establecer estrategias y planes de actuación.
    Compartir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *