Noticias
  • 10 Consejos para gestionar la calidad

    Herramientas para la gestión de la calidad que todo el mundo debería conocer

    Con este artículo queremos crear una guía útil para que las empresas que se encuentran implantando un sistema de calidad en su organización, puedan hacerlo de la manera más sencilla posible. Para ello, compartimos 10 consejos para gestionar la calidad: una lista de ejemplos que todas las empresas deberían seguir, fruto de nuestra experiencia de más de diez años asesorando a todo tipo de negocios, independientemente de la actividad que lleven a cabo.

    1. Recogida de datos

    Todo sistema de gestión de la calidad debe contener una buena herramienta para la recogida de datos. De nada sirve tratar de implantar un sistema de calidad si se desconoce la situación real en la que se encuentra nuestro negocio.

    Por lo tanto, dicha recogida de datos debe ser lo más veraz y próxima a la realidad posible. No se trata de adornar los datos, sino de conocer realmente la situación en la que nos hallamos, y por tanto, detectar los posibles problemas y elementos a solucionar.

    Suele realizarse una auditoría interna que sirva de diagnóstico a la Organización y evidencia de cumplimiento

    Esta información se suele recoger en un completo documento o informe de auditoría, con observaciones, oportunidades de mejora, e incumplimientos.

    1. Brainstorming

    La conocida como lluvia de ideas es una perfecta forma de que se conozca la realidad de nuestra empresa. Para ello, deberemos contar con representantes de todos los estratos de la organización. Por supuesto, no se trata de exigir responsabilidades, sino de que cada persona hable abiertamente de las necesidades de su parcela de trabajo, sin temor a reprimendas o sanciones por parte de la alta dirección. La lluvia de ideas ha demostrado ser una herramienta eficaz para la toma de decisiones y el conocimiento interno de una actividad.

    1. Gráficos de control

    Una vez delimitado nuestro campo de actuación, existen multitud de herramientas que nos ayudarán a llevar un control exhaustivo de las variables que hemos fijado como primordiales a la hora de desarrollar nuestro sistema de gestión de calidad.

    El gráfico de control, concretamente, es una herramienta que sirve para acotar determinadas variables que nos interesan respecto a unos valores mínimos y máximos. De este modo, con un simple vistazo, se puede saber si determinada variable de trabajo funciona correctamente dentro de los estándares de calidad fijados por las normas ISO.

    1. Causalidad

    Establecer la relación causa-efecto de nuestras variables de medición es una tarea fundamental para establecer un control de la calidad. De nada sirve analizar resultados (sean buenos o malos) si desconocemos cual ha sido la causa que ha motivado dicho comportamiento o valor concreto.

    1. Estudio del histórico

    Del mismo modo, todos los datos contrastados y analizados deben relacionarse respecto a una variable temporal. Para, de este modo, tener una visión general de la evolución de los parámetros (días, meses, años).

    1. Desviaciones

    Una vez que hemos fijado nuestros estándares de calidad, es necesario analizar las posibles desviaciones que los datos reales presentan respecto a los objetivos marcados. La actuación inmediata y el control continuo resultan lógicos para evitar que la desviación se agrande con el paso del tiempo.

    1. Comunicación continua

    La comunicación continua a las partes de la organización implicadas es una tarea de vital importancia. El progreso de nuestro sistema de gestión de calidad no debe residir únicamente en los estamentos de la alta dirección de la empresa. Esta información debe fluir a todas las partes y estamentos implicados, pues un sistema de calidad fluye por todas las esferas de nuestro negocio.

    1. Gestión documental eficiente

    La variable anterior no implica que se creen duplicidades o un exceso de documentación. Sobre todo, si se trata de documentación física en papel, lo que puede acarrear pérdidas, equivocaciones y,especialmente, una sobrecarga de trabajo que deriva en problemas de espacio y almacenamiento. Una comunicación digital bien perfilada es fundamental para que solo las partes que realmente necesiten de la información, obtengan la información sin duplicidades y en el momento adecuado.

    1. Utilización de un software de gestión

    Todas las variables pueden suponer una carga extra de trabajo. Un software de gestión de calidad es una herramienta que permite automatizar todo el proceso anterior, de manera que resulte sencillo y rápido. Desde Quattro.com hemos desarrollado Q-bo.org un software de gestión de la calidad que se adapta a las necesidades de cada tipo de negocio.

    Con Q-bo.org podrás configurar el software de manera que solo se  instalen aquellos módulos que realmente necesite tu sistema de gestión, adaptándose a la realidad empresarial de tu sector. Nuestra solución llave en mano permite que los clientes adapten el software a las exigencias reales,delegando el trabajo en nosotros.

    Si quieres recibir información gratuita y sin compromiso de nuestro software de gestión Q-bo.org contacta con nosotros en:

    • Teléfono: 968 23 20 36
    • Email: info@q-bo.org
    • Visitándonos en C/Molina de Segura, 5 30.007 Murcia

    Compartir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *