Noticias
  • Horizonte 2030 y normas ISO

    La economía circular y las normas ISO en las empresas

    El horizonte 2030 supone todo un hito en la historia de la Unión Europea. En 2015 los jefes de Estado de todos los países miembro llegaron a un acuerdo sin precedentes para acometer un conjunto de medidas relacionadas con el medio ambiente, el crecimiento sostenible y la economía circular.

    ¿El motivo? Poner freno de una vez por todas —aunque quizás demasiado tarde— al cambio climático y a todos vicios que las economías modernas han ido arrastrando desde hace muchos años: emisiones de CO2, contaminación, efecto invernadero, tratamiento de residuos…

    Por primera vez en mucho tiempo, los gobiernos de todos los países del mundo comienzan a tomar verdadera conciencia de la importancia de estos temas, así como del hecho de que la limitación de nuestro planeta resulta evidente.

    Informes recientes de la ONU alertan sobre el peligro de continuar con el actual ritmo de crecimiento, colocando 2050 como la barrera psicológica tras la cual, de no cambiar la tendencia, la supervivencia del planeta parece irreversible.

    Lo importante es que los ciudadanos ya se han concienciado también, los temas medioambientales aparecen por primera vez entre los más preocupantes para la ciudadanía.

    Todos somos responsables de asegurar la supervivencia del planeta, aunque quizás las grandes empresas, concebidas como impulsoras del crecimiento de los países, tienen una responsabilidad mayor.

    En este contexto, los países se han puesto a trabajar en lo que se conoce como Horizonte 2030 o Agenda 2030. Un conjunto de medidas que plantean la asunción de responsabilidades por parte de las empresas para garantizar el crecimiento sostenible.

    Esta agenda se sustenta sobre una serie de pilares y métricas que garantizan el cumplimiento de las medidas.

    Así pues, las empresas deben comenzar desde ya, a actualizar sus procesos productivos y adaptarse a las nuevas exigencias marcadas, o muchas de ellas no podrán garantizar su supervivencia debido a las posibles multas cuantiosas o cierres temporales, así como al hecho de que su prestigio quedará diluido por la alta competencia y, especialmente, a la percepción de los consumidores, que son los que en última instancia deciden en que empresas confiar.

    Los clientes y consumidores, como decíamos anteriormente, se hallan muy concienciados respecto a qué empresas deben apoyar y confiar para asegurar el respeto por el medio ambiente.

    En este contexto, siempre ha habido una norma ISO que ha sido de gran importancia, pero que quizás ahora adquiere una mayor jerarquía. Se trata de la norma ISO 14001:2015.

    La ISO 14001 establece, en términos generales:

    • Objetivos y metas ambientales
    • Estrategias y medios para conseguir esos objetivos
    • Definición de responsabilidad en materia ambiental
    • Sistema de control
    • Documentación específica a tal efecto

    No cabe duda que las empresas que empiecen a integrar las normas ISO sobre medioambiente estarán en una posición ventajosa frente a sus competidores, por lo que se podrá aumentar la cifra de negocios debido a la mejor valoración de los clientes y del resto de agentes económicos: proveedores, distribuidores, acreedores, accionistas, prensa, gobiernos.

    Esta norma garantiza que las empresas cumplen una serie de requisitos que quedan amparados dentro del Horizonte 2030.

    • Prevención o mitigación de impactos ambientales adversos o impactos potencialmente adversos.
    • Cumplimiento de requisitos legales y otros requisitos.
    • Mejora del desempeño ambiental.
    • Control o influencia sobre los impactos ambientales mediante una perspectiva de ciclo de vida.
    • Comunicación de la información ambiental a las partes interesadas.

    Incluso los gobiernos europeos están integrando estas nuevas normativas dentro de sus políticas y órganos de gestión. En el caso de España, se creó un nuevo ministerio ad hoc para cumplir tales criterios.

    El Consejo de ministros aprobó el 29 de junio de 2018 el Plan de Acción para la Implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, y lo remitió a las Naciones Unidas como soporte del Examen Nacional Voluntario al que España se sometió el 18 de julio de 2018 en Nueva York.

    Entre estas medidas encontramos algunas referidas a: Economía circular, Ley de Cambio Climático y Transición Energética, investigación científica y técnica, Estrategia  de la Economía Social, Plan de Gobierno Abierto y la Cooperación Española.

    En Quattro tenemos una amplia experiencia en el asesoramiento con todo lo relacionado con las normas ISO medioambientales, así como en la implantación de un sistema de calidad basado en este tipo de normativa.

    Q-bo.org es la respuesta eficaz para facilitar la implantación de la ISO 14001 y otras normas relacionadas, de modo que el proceso sea lo más rápido y sencillo posible. Pero, sobre todo, para que se realice de forma personalizada según las necesidades ambientales de cada empresa.

    Tienes más información sobre la gestión que hacemos en este enlace: Norma ISO 14001

    Recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros en cualquier momento para solicitar información sobre las ventajas de utilizar un software de gestión de calidad como Q-bo.org

    ☑ 968 23 20 36

    info@q-bo.org

    ☑ www.q-bo.org

    Fuente infografía: Exteriores.gob.es

    infografía economía circular

    Compartir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *