Noticias
  • ¿Cómo redactar no conformidades?

    Detectar y redactar las no conformidades en un sistema de calidad

    Mucho se está hablando de la importancia de las conocidas como no conformidades que surgen, a la hora de implantar un sistema de calidad en las empresas. Desde la experiencia que en Quattro.com tenemos implantando sistemas de calidad, queremos ofreceros a través de este blog, herramientas para que la implantación os resulte más fácil y rápida.

    En algunos artículos, ya os hemos hablado de las no conformidades que pueden surgir al implantar normas ISO en la empresa. No es nada traumático, debemos tener presente que en cualquier proceso de mejora es posible que surjan, y solo deberemos saber cómo afrontarlas y solucionarlas.

    Es más la detección de no conformidades y sus posibles acciones correctivas son herramientas la las Normas ISO para demostrar la mejora continua en la organización,

    Puedes saber más sobre no-conformidades, en otros artículos anteriores en los que ya hemos abordado el tema, pulsando en este enlace: No conformidades en las normas ISO.

    Básicamente, lo que debes saber es que una no conformidad es el incumplimiento de algunos de los requisitos o directrices que tiene la norma ISO que estamos implantando. Estos requisitos son;

    • Incumplimiento de la normativa legal que repercute sobre la realización del producto o servicio
    • Incumplimiento de los requisitos de la Norma/Normas de referencia que la organización tiene implantada.
    • Incumplimiento de los requisitos de los clientes que dicha organización tiene establecido
    • Incumplimiento de los procedimientos o protocolos que tiene definidos la propia organización

    Es lógico pensar que deberemos saber detectar estas no conformidades para solucionarlas, y para ello deberemos conocer cómo redactarlas.

    En la redacción de la no conformidad hay que incluir:

    La evidencia, la prueba del incumplimiento, por ejemplo: los pedidos no revisados.

    El incumplimiento, es decir, qué es lo que incumple, por ejemplo: un apartado de la Norma, un requisito del cliente, un procedimiento específico de la Organización, etc.

    La repercusión, en qué afecta al producto o servicio el hecho de no cumplir este requisito, por ejemplo: devolución del producto, reclamación del cliente, costes de no calidad, etc. Veamos un ejemplo de cómo se documenta completamente una no conformidad:

    “Los pedidos de los clientes PC 12347, PC 2345 y PC 5678 (la evidencia) no se han revisado, en contra de lo establecido en el apartado 8.2.3.1 de la Norma, donde se especifica que la Organización debe llevar a cabo una revisión (de los requisitos para productos y servicios) antes de comprometerse a suministrar productos y servicios a un cliente”

    (El incumplimiento). “La Organización debe revisar los pedidos para asegurarse que están definidos los requisitos de producto (precio producto, entrega, etc.). El hecho de no realizarlo puede suponer para la Organización problemas de reproceso, reclamaciones y/o devoluciones “(la repercusión).

    Es muy importante que la no conformidad sea comprensible, es la mejor forma para que la Organización la vea como una oportunidad de mejora y no como un error o circunstancia negativa

    Si tienes cualquier tipo de pregunta acerca de la implantación de normas ISO y sistemas de calidad en tu empresa, ponte en contacto con nosotros. Además podremos contarte las virtudes de nuestro software Q-bo.org que te ayudara a que el proceso de implantación sea mucho más sencillo y rápido.

    Compartir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *