Noticias
  • Características de un auditor interno

    Requisitos y perfil de un auditor interno

    A través de los artículos de este blog os hemos comentado varias veces la importancia de la auditoría interna de calidad. Por ello, queremos enfatizar también en la figura del auditor interno elegido y formado por cada empresa. ¿Cuáles son las características de un auditor interno?

    El proceso de auditoría interna debe mantenerse de forma sostenible en el tiempo para asegurar el éxito y viabilidad del sistema de gestión. De ahí que las empresas deban seleccionar —con minuciosidad y buen criterio— dentro de sus trabajadores a un responsable de calidad.

    La elección del auditor interno es una decisión fundamental, pues garantiza que los procesos de calidad se implementen de forma óptima. Además, sirve de enlace entre los distintos departamentos y es el encargado de impulsar el espíritu de calidad y mejora continua de todos los estratos de la Organización.

    La empresa deberá crear un departamento de calidad y definir  el papel de los responsables de calidad que puedan acometer este proceso de autoevaluación necesario para implantar cualquier sistema de gestión. Estos responsables realizarán tareas interdepartamentales en conexión constante con la Alta Dirección.

    Del mismo modo, cabe mencionar la importancia de que este proceso de auditoría interna no es un evento único o aislado, sino que se deberá integrar dentro del plan de calidad, debiendo realizar este tipo de exámenes de forma continuada en el tiempo para detectar posibles desviaciones o alteraciones importantes.

    Habilidades de un auditor interno

    Dentro de las habilidades de un auditor interno podemos diferenciar dos grupos. Por un lado, las conocidas como habilidades blandas o soft skills (aquellas que no están basadas en conocimientos específicos, sino más bien en las habilidades sociales y comunicativas) y habilidades duras (conocimientos específicos en temas de calidad).

    Una vez seleccionado el perfil de auditor interno dentro de nuestra Organización, resulta indispensable que ese trabajador adquiera conocimientos específicos relacionados con la calidad y las normas ISO, y que los mismos estén actualizados; por lo que el proceso de formación debe ser constante para que el perfil profesional permanezca actualizado y reciclado.

    Características del auditor interno

    Algunas de las habilidades más importantes que se esperan del puesto de auditor interno son la integridad y la objetividad, características que se presumen fundamentales para poder implantar un sistema de gestión de calidad.

    Algunas de las principales características de un auditor interno son:

    • Capacidad analítica: El auditor interno debe tener capacidad para analizar internamente todo el proceso productivo y organizativo de la empresa. Por ello, deberá conocer todos los mecanismos y procesos que se desarrollan.
    • Capacidad crítica y objetividad: El auditor debe poseer una actitud crítica para poder establecer las áreas a mejorar y las posibles desviaciones frente a los estándares fijados por las normas ISO.
    • Conocimiento profundo de la Organización y del sector en el que opera la empresa.
    • Inteligencia emocional y capacidad comunicativa: Este perfil debe tener una actitud empática con el resto de trabajadores para saber transmitir los valores de la calidad y la mejora continua, de modo que los trabajadores aúnen esfuerzos de forma coordinada para alcanzar la excelencia. En cualquier sistema de calidad, resulta fundamental que todos los miembros de la empresa trabajen de forma coordinada hacia un objetivo común: la calidad.

    Si se te ocurren más habilidades y características de un auditor interno no dudes en dejar un comentario más abajo.

    Compartir

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *