Noticias
  • Aseguramiento de la calidad

    Aseguramiento VS Calidad total

    La evolución de los sistemas de mercado y los entornos socioeconómicos ha provocado que las empresas cada vez presten más atención a la eficiencia global de sus sistemas. Es por ello, que hemos pasado de conceptos como el del aseguramiento de la calidad a otras consideraciones más profundas, marcadas por lo que se conoce como la calidad total en las empresas.

    La gran diferencia en este aspecto posiblemente viene marcada por la incorporación de la Dirección a los procesos de calidad y a la implantación de sistemas de gestión. Además, resulta fundamental también el hecho de que las empresas hayan puesto el foco no solo en el resultado final de sus procesos productivos —el producto o servicio final obtenido— sino en la importancia de los grupos de interés que, hoy en día, desempeñan un papel fundamental en la toma de decisiones.

    Hoy en día, la opinión de las conocidas como partes interesadas resulta de vital importancia. Los clientes cada vez tienen más información y poder de decisión. Por lo que ya no basta con ofrecer un producto (o servicio) que satisfaga las necesidades, se debe ir un paso más allá; las empresas deben ofrecer otras ventajas intangibles a los consumidores para ganar su confianza y que no elijan a otras empresas de la competencia.

    Así pues, el cliente busca otros elementos además de la calidad intrínseca de los productos o servicios. Consideran, además, otros valores que las empresas sean capaces de transmitir a sus clientes, siendo la apuesta por la confianza y la calidad la más importante de todos.

    En este contexto, las normas ISO han ido evolucionando al igual que lo han hecho los mercados y los contextos. Las normas de principios de este siglo se centraban casi de forma única en asegurar el cumplimiento de una serie de estándares y objetivos.

    En la actualidad, las normas ISO van un paso más allá, introduciendo una serie de nuevos conceptos y procedimientos que garanticen la calidad total, la mejora continua y la continuidad del negocio (especialmente en esta época marcada por continuas crisis e inestabilidades de todo tipo).

    Así pues, frente a normas básicas que abogaban por el simple aseguramiento de la calidad, las nuevas normas ISO apuestan con firmeza por la mejora continua. Un claro exponente de estas nuevas normas es, sin lugar a dudas, la nueva norma ISO 9001:2015.

    La mejora continua debe ser un compromiso inequívoco de la Alta Dirección. Son ellos los que deben tener consciencia continua de esta realidad para, de este modo, poder transmitir el compromiso al resto de estratos de la empresa u organizaciones.

    La mejora continua se basa en identificar desviaciones, incumplimiento de requisitos, o como se denominan técnicamente “no conformidades”. Pero no solo eso, sino que una vez que se definen estas desviaciones, habrá que aplicar acciones correctivas sobre esas “no conformidades”.

    Este cambio de paradigma entre el aseguramiento de la calidad y la mejora continua se puede observar en diversos ámbitos de actuación:

    • Enfoque más global

    Ya no solo preocupa la consecución de unos objetivos y el alcance de unos estándares de calidad, sino que se mantiene un enfoque holístico, mucho más global, que implica a todos y cada uno de los departamentos de la Organización.

    • Implicación de la Alta Dirección

    Como vía fundamental para que toda la empresa trabaje con una orientación clara hacia la calidad total.

    • Trabajadores

    Para conseguir la mejora continua se debe realizar una apuesta clara en la formación de los trabajadores.

    • Cambio de filosofía

    Ya no solo importa la calidad del producto final, sino también otros factores intangibles y la satisfacción de todas las partes interesadas: clientes, proveedores, accionistas, distribuidores, prensa, opinión general, instituciones públicas.

    • Gestión de calidad

    Para asegurar una correcta implantación de las normas y del sistema de gestión de calidad, las empresas pueden utilizar las nuevas tecnologías, como el software de gestión de calidad, el cual supone una herramienta fundamental para asegurar la mejora continua y la implantación de calidad de la forma más rápida, sencilla y eficiente. Pudiendo mejorar la comunicación, la documentación y el seguimiento de posibles desviaciones.

    Por ello, hemos desarrollado el software de gestión de calidad Q-bo.org, el cual está indicado para mejorar la eficacia de los sistemas de gestión basados en Normas ISO. Si quieres más información ponte en contacto con nosotros en el correo info@q-bo-org o en el teléfono 968 23 20 36.

    Compartir

    0 respuestas a “Aseguramiento de la calidad”

    1. Gazi El Halabi Zaid dice:

      Acertada publicación!!!
      Muchas veces, la Mejora Continua tarda en llegar por varias razones, entre ellas las siguientes:
      1.- Cuando las Acciones Correctivas no cumplen con el objetivo de erradicar las causas de la desviación. Por ello, es muy importante que el personal de una organización comprenda, en profundidad, cual es el concepto de una “Acción Correctiva”.
      2.- Cuando la verdadera causa raíz de la desviación, no es identificada, bien sea porque no se aplicó la metodología adecuada para identificarla, o bien sea, por falta de formación de los empleados involucrados.
      3.- Cuando no se identifican las desviaciones ni las oportunidades de mejora, y, por lo tanto, no son reportadas a los niveles adecuados de la organización. Esta situación, muchas veces, se agrava por los conflictos de intereses, el amiguismo, la desmotivación, la falta de identificación del personal, y la falta de preparación y formación de los empleados.
      4.- Pueden existir muchas otras razones que demoran la mejora continua, como por ejemplo, aquellas asociadas a una falla en el diseño de la estructura organizacional, y de los mapas de proceso, así como también, cuando el personal de la empresa no ha identificado, evaluado y controlado adecuadamente los riesgos en los procesos claves, ni ha considerado, en sus análisis, la posición de la empresa en el “Contexto Organizacional”, tanto interno como externo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *