Noticias
  • ¿Qué es la microgestión?

    Microgestión estrategia y de calidad

    En España la gran parte del tejido empresarial se encuentra configurado a partir de las Pymes. Esto es, pequeñas y medianas empresas con un número de trabajadores reducido, que no suele sobrepasar los 10.

    Nos referimos a pequeñas empresas que suelen contar con un sistema productivo de reducido tamaño y una plantilla escasa. Este tipo de empresas son las más habituales en países como España, por lo que se vertebran como el auténtico motor de la economía.

    Pero, entonces, ¿qué es la microgestión? Aunque este término se suele asociar a empresas de pequeño tamaño, la microgestión se debe concebir como una forma de entender el negocio y una visión empresarial determinada.

    Es cierto que la microgestión se suele desarrollar en empresas de tamaño pequeño, pero también se puede tener una perspectiva micro en empresas de gran tamaño o incluso multinacionales.

    Así pues, la microgestiónse halla ligada a un tipo de visión empresarial basado en modelos arcaicos o autoritarios, en los cuales, una sola persona es la que realiza toda la toma de decisiones y cuya visión estratégica del negocio es limitada en el tiempo: cortoplacista.

    Además, la microgestión empresarial se suele vincular a modelos en los que el clima laboral no es el idóneo ya que no se suele tener en cuenta la visión o pensamiento de otros estamentos, así como tampoco se tienen en cuenta las necesidades de los trabajadores.

    Este modelo de gestión implica tensiones en el trabajo, duplicidad de acciones, toma de decisiones basadas en instintos y corazonadas; y no tanto en datos objetivos o en información fiable.

    Lo ideal es intentar el abandono de estas prácticas poco modernas y flexibles y establecer modelos de gestión basados en la calidad o en estándares objetivos fácilmente medibles y evaluables.

    Por el contrario de lo que podría pensarse, estas Pymes también son susceptibles de adoptar un sistema de gestión de calidad, ya que el tamaño no está en ningún caso reñido con el proceso de gestión de la empresa y la obtención de ventajas competitivas. Cualquier empresa, con independencia de su sector de actividad, ámbitos de actuación y tamaño; debe optar por dar un salto cualitativo en la concepción de su idea de negocio. Olvidando sistemas basados en el pensamiento de una única persona (presidente o CEO) y adoptando nuevas medidas que aseguren la supervivencia de una empresa, con independencia de que persona se encuentre al frente de la misma.

    El verdadero líder no es el que supervisa que sus órdenes se apliquen a la perfección empleando sistemas de control exhaustivo, ni el que dirige una empresa con mano de hierro. Al contrario, el líder deberá ser capaz de implicar a todos los trabajadores para que trabajen en la misma dirección y con la creencia inequívoca de que su trabajo y buen hacer repercutirán en el mejor desarrollo de la actividad.

    Un Sistema de Gestión de Calidad, por tanto, resulta ser la opción más lógica ya que su propia naturaleza conferirá a las empresas de una estructura ágil y flexible, susceptible de adaptarse a cualquier tipo de problemática, con la posibilidad de poder anticiparse a los cambios.

    En la actual coyuntura económica, resulta evidente que las organizaciones deben estar preparadas para cualquier tipo de contingencia, de modo que solo la aplicación de un sistema de calidad, el cual ha sido desarrollado de forma objetiva según unas normas y estándares, garantizará el éxito de nuestra estrategia empresarial.

    Algunos de los inconvenientes de la microgestión empresarial pueden derivar en una tensión continua que afecta a todos los estamentos. Generando esa sensación de desgaste y ambiente laboral nocivo, el cual, puede provocar grandes problemas en el futuro.

    El «saber hacer» de la empresa en su conjunto es solapado por la visión personal del máximo responsable, por lo que se está perdiendo por el camino la opinión de otros expertos o de los propios trabajadores, los cuales son los que mejor conocen el funcionamiento diario de la actividad.

    Desde Quatro.com ofrecemos todo tipo de soluciones y asesoramiento para aquellas empresas que quieren sustituir sus viejas estrategias presidencialistas por estructuras modernas y basadas en la calidad.

    Fruto de ello es el lanzamiento de Q-bo.org. Un software de gestión de calidad que ayuda a todo tipo de empresas a la hora de implantar sistemas de gestión de calidad basados en normas ISO, lo que promoverá una mayor eficiencia en todos los niveles y la reducción inmediata de costes, tareas innecesarias o rutinas duplicadas.

    La gran ventaja de nuestro software de gestión Q-bo.org es su capacidad para adaptarse a las necesidades reales de cada empresa, promoviendo una ventaja competitiva esencial en cualquier mercado.

    Puedes llamar al 968 23 20 36 o escribirnos un email a info@q-bo.org y te ofreceremos un asesoramiento personalizado para tus necesidades relativas a la calidad. ¡Te esperamos!

    Compartir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *