Noticias
  • ISO 2716 de transporte marítimo

    Sistema de códigos para los contenedores del transporte marítimo

    Las normas ISO son normas internacionales que buscan la estandarización de los procesos productivos, dotando a las empresas de un sistema de calidad que aporte una diferencia competitiva, menores costes de producción y un incremento del beneficio neto.

    Como ya hemos explicado a lo largo de los artículos semanales de nuestro blog existen multitud de normas ISO aplicables a todo tipo de empresas, con independencia de cuál sea su sector o su tamaño.

    En esta ocasión, queremos centrarnos en la norma ISO que se emplea para el transporte marítimo. No en vano, este tipo de transporte sigue siendo el que representa una mayor cuota de mercado; con valores próximos al 85% de las transacciones mundiales.

    Con la incipiente irrupción de los mercados asiáticos, las cifras de transporte realizadas por mar siguen creciendo. España, la cual siempre ha sido una potencia en otros tipos de transporte como el de carretera, se ha sumado a este crecimiento. Los puertos de Valencia, Algeciras, Bilbao, Cartagena o Barcelona siguen mostrando incrementos en el volumen de mercancías y número de contenedores.

    Precisamente, la especial idiosincrasia que posee el transporte marítimo implica que se tengan que crear sistemas de cifrado y codificación para las mercancías que se transportan, en concreto, para los contenedores que se emplean en estas tareas. Para ello se desarrolló la norma ISO 2716.

    Todos los contenedores que se transportan a través de aguas internacionales –participando en los procesos de exportación e importación– deben quedar registrados en el BIC (Bureau International du Container).

    El BIC es el organismo internacional que categoriza las mercancías a través de unos códigos de identificación que permiten conocer información relativa a: país de origen, propietario, empresa emisora, tipo de contenedor, tipo de mercancía, etc.

    La norma ISO 2716 es la encargada de regular esta numeración, estableciendo una serie de valores y etiquetas obligatorias.

    La codificación descrita por la norma establece códigos alfanuméricos de 11 dígitos, siendo las tres primeras letras las establecidas por el BIC, las cuales hacen referencia al propietario de la mercancía. La ISO 2716 también se encarga de otros indiciadores como los valores de masa bruta y tara (peso del contenedor vacío).

    Esta norma sustituye a la extinta norma ISO 6346 de transporte marítimo.

    La codificación se completa con una serie de tres letras que hacen referencia a:

    • U: para aquellos contenedores que cumplen la norma de estandarización.
    • J: para contenedores que se pueden desmontar
    • Z: para el tráiler de carga y el chasis
    Compartir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *