Noticias
  • El entorno y las normas ISO

    Análisis del entorno para aplicar las normas ISO

    En un entorno cada vez más complejo y cambiante, las empresas deben de concienciarse sobre la importancia de conocer de forma exhaustiva el contexto en el que se desarrolla la actividad principal de su negocio.

    Para que una estructura organizativa sea flexible, debe ser capaz de anticiparse a los posibles cambios en el sector, mediante un conocimiento profundo del entorno en el que se mueve, a fin de poder afrontar con garantías cualquier adversidad.

    Además, conocer perfectamente el entorno es fundamental para poder prever los cambios o las nuevas estrategias de las empresas competidoras, y así tratar de adaptarse o incluso anticiparse a dichos cambios con la mayor rapidez posible.

    La implantación de las normas ISO en la empresa, precisamente permite desarrollar modelos empresariales más eficientes, más flexibles y capaces de subsistir ante posibles problemas. En definitiva, una correcta implantación de las normas ISO creará empresas más consolidadas y estables, lo que en definitiva nos otorgará una ventaja competitiva inmediata frente a otras empresas.

    En las últimas actualizaciones de las normas ISO, el contexto empresarial juega un papel cada vez más importante.

    Ese contexto en el que la Organización desarrolla su actividad tiene dos tipos de elementos o factores a considerar:

    • Factores internos: Son factores que influyen en la toma de decisiones y que vienen dados desde dentro de la propia Organización. Por ejemplo:
      • Infraestructura: instalaciones, máquinas, equipos informáticos, material de trabajo, acceso a información, ubicaciones.
      • Recursos humanos: experiencia, competencias, comunicación interna y externa, página web, redes sociales, motivación, trabajo en equipo, horarios de trabajo, remuneración, rotaciones de personal, seguridad laboral.
      • Realización del producto/servicio: calidad del producto, diseño de productos, distribución.
      • Clientes: satisfacción de clientes, comunicación, gestión de reclamaciones.
      • Proveedores: calidad en el servicio, precios, plazos de entrega, comunicación.
    • Factores externos: Son factores que vienen dados de fuera, y que en principio no podemos cambiar, sino que debemos adaptarnos a ellos. Por ejemplo:
      • La competencia: relaciones y comunicación.
      • Aspectos legales y normativa: cambio de requisitos legales y normativas, cumplimiento de requisitos legales.
      • Los medios de comunicación.
      • Los ciclos económicos.
      • Los cambios tecnológicos.

    Una herramienta tradicionalmente utilizada para la toma de decisiones en base al conocimiento interno y externo de las Organizaciones es el Análisis DAFO, mediante el cual se trata de identificar y evaluar tanto los factores internos e intrínsecos de la propia empresa (Debilidades y Fortalezas) como los factores externos a la Organización (Amenazas y Oportunidades).

    Realizar un análisis profundo en dichos términos y ámbitos ayudará a la empresa a tomar decisiones correctas y a adaptarse a los continuos cambios del contexto empresarial, intentando minimizar las debilidades, afrontar las amenazas, explotar las fortalezas y aprovechar las oportunidades.

    Por todo ello, las empresas deben desarrollar un sistema de gestión completo basado en la implantación de normas ISO, que al fin y al cabo son estandarizaciones que permitirán a la empresa ser más eficaz, eficiente, flexible y, por lo tanto, estar en ventaja frente a la competencia y los posibles cambios externos.

    El software q-bo.org es una herramienta que ayuda a mejorar la eficacia de los sistemas de gestión basados en Normas ISO. Q-bo emplea una metodología innovadora para el análisis de la información y el control de los procesos, garantizando la reducción de los tiempos de implantación y mantenimiento y la optimización de la eficiencia de la mejora continua.

    Puedes saber más sobre el software de gestión Q-bo en la página: +información sobre Q-bo.org

    Compartir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *